viernes, 23 de diciembre de 2011

Sheaffer Imperial III, en color Jet Black, plumín Triumph bicolor F. c. 1961

 Les presento ahora una pluma que recién restaure, se trata de la Sheaffer Imperial III, en color negro con remates dorados, la pluma no presenta el punto blanco de la garantía ofrecida por Sheaffer.

Esta pluma es el peldaño superior a las Imperial II, diferenciandose, por la incorporación de un plumín corto cónico del tipo Triumph, fabricado no en acero, sino en plata paladio, y además presenta la característica de ser bicolor, lograda con una capa de dorado, recordando de alguna manera aquellos primeros plumines Triumph cien por ciento en oro. Aunque este modelo se fabrica en el año 1961, en color negro, azul, gris, y burgundy.

Ahora unas fotos



El capuchón presenta un clip o prendedor bastante largo en dorado, grabado ahí el nombre de la marca en letras un poco más grandes que las acostumbradas por la casa de Iowa en otros modelos, como pueden ver la pluma no presenta el "White dot" en donde usualmente lo tiene. En cambio tiene como adorno un cinturón dorado en la parte baja, que recuerda a los primeros modelos de la mítica PFM, no debemos olvidar que ésta salió a la venta sólo dos años después de que se lanzara al mercado la PFM, este modelo es muy similar a la PFM I.


El plumín es del tipo cónico, en bitono, aunque en la foto no se aprecia bien, pero tiene la característica de la nariz respingada que hace de la escritura una delicia sobre el papel, en mi caso el punto es fino y traza una línea muy bien definida.



El sistema de carga es Touchdown, el cual viene oculto en la parte posterior por rosca, para la restauración se cambio el saco de goma, que estaba cristalizado, y se cambio la junta tórica del culote, engrasando con un poco de silicón el pistón. Ahora carga muy bien, y se escucha el característico woshh cada que vez que se acciona el sistema.




El capuchón se sostiene por presión, para lo cual la sección de sujeción termina coronada con un aro de tres "orejas" que sirven a ese propósito.



En resumen, una excelente pluma de la casa Sheaffer, sin muchas pretensiones pero muy bien balanceada, es ligera y de buen tamaño, el desempeño del plumín es cosa de plumas de mayor categoría, aún ahora se pueden encontrar piezas de éstas en precios muy contenidos, es sin duda una pluma para uso diario muy recomendable.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada