lunes, 14 de febrero de 2011

Sheaffer 440, azul marino y capuchón en acero cepillado, plumín incrustado F






Se trata ahora de presentarles una pluma Sheaffer 440, azul marino con el capuchón en acero cepillado y el clip dorado; el sistema de carga puede ser mediante el uso de convertidor o cartucho de la marca, el grosor del punto en mi caso es F aunque a veces creo que es extrafino, con el plumín inlaid del tipo Arrowhead.

El color del barril y sección es azul marino sólido, la terminación del culote es plana y ahí se observa un pequeño punto o granito que corresponde al molde para la inyección de la resina, un pequeño defecto de fabricación que por lo que he visto y leído es muy recurrente en el modelo, el acabado de la resina inyectada es brillante que contrasta muy bien con el color del capuchón que es de acero cepillado al igual que con el acabado cromado del plumín incrustado.

La sección termina en un aro cromado o plateado que hace la función de unión entre la pieza metálica que da paso a la boquilla y la sección; además justo ahí también se observa otro aro con tres postes de sujeción en donde se atora la parte interior del capuchón.

La pluma pierde flujo pero creo que es un defecto del modelo por lo que se lee en diversos foros de la web.

El peso del instrumento yo lo catalogaría de liviano, su barril al ser corto, queda más cómodo el uso de la pluma, cuando se postea el capuchón.

El punto en mi caso, no rasca nada y como les digo, casi podría asegurar que es XF.

Es una buena pluma de aspecto sobrio que cumple muy bien con su función, de éstas que fueron fabricadas en los años ochentas, aún se pueden encontrar en estado NOS, por lo que a mi parecer es una pluma de segunda fila que puede ser un buen acercamiento inicial a la marca.

Sheaffer 440

Azul marino y cap en acero cepillado

Tinta Sheaffer Skrip azul



viernes, 11 de febrero de 2011

Sheaffer 300, en laca negra y capuchón cromado, punto M.






Se trata ahora de comentarles acerca de la compra de una pluma fuente de las líneas más básicas de Sheaffer, el modelo 300 presenta varios acabados pero lo que la distinguen, a mi parecer son: Un precio económico, dimensiones que ajustan bien a la mano y un peso adecuado.

La construcción del barril y capuchón es con una estructura metálica, que viene a ser revestida, en mi caso, por una laca negra brillante que le da un aspecto muy formal al instrumento, el barril es más grueso al centro y hacia la parte baja, a medida que se hace más delgado, remata en un culote cromado en donde es visible un pequeño borde, que además de cumplir una función estética, sirve para que el capuchón quede sujeto cuando la pluma esta posteada.

El barril va unido a la sección de sujeción mediante rosca, la cual está construida en resina negra brillante, es perfectamente circular a pesar de lo cual, no resbala entre los dedos ya que es completamente lisa.

Entre la sección de sujeción y el barril, se observa un anillo cromado, que además de ser el único elemento que interrumpe la continuidad de la estética general del barril, tiene como objetivo servir de tope para que el capuchón quede bien sujeto al estar cerrada la pluma fuente.

Para el caso de este modelo 300 se ha usado el mismo diseño y material del plumín que portan las plumas de la serie Prelude, se trata de un plumín de acero decorado con grabados que evocan formas vegetales con el nombre de la casa al centro muy al estilo de las plumas vintage, toda vez que dice: SHEAFFER’S y justo debajo se puede leer el grosor del punto que en mi pluma corresponde ser M.

Como la mayoría de la plumas contemporáneas el sistema de carga es mediante el uso de convertidor o cartucho de la marca, ahora mismo la pluma se encuentra cargada con tinta Montblanc color Midnight blue que resulta ser una azul-negro muy sólido y bonito.

El capuchón metálico y de acabado cromado, tiene un peso considerable, en la parte baja se lee grabado en bajo relieve sólo el nombre de la marca “SHEAFFER” sin detallar como en otras más antiguas, la designación del lugar de su fabricación; el capuchón tiene un clip largo con una abertura al medio y en la parte superior se puede ver el punto blanco que caracteriza a la marca, el clip tiene un sistema de muelle que le permite abrir al prendedor de forma muy generosa, por lo que puede ser usado fácilmente en cualquier tipo de bolsillo.

El desempeño de la pluma es muy bueno, mide abierta 12.2 cm, 14.2 cm cerrada, y 15.5 cm posteada. El plumín se desliza en forma muy suave sobre el papel y deja una línea de tinta acorde con lo anunciado en el plumín, aunque e parece que el punto pudiera ser como en otros casos de materiales más nobles, aunque el que porta por el precio pagado no demerita en nada al instrumento.

Sin duda una muy buena compra para quienes buscan una pluma de batalla a un precio muy cómodo, por lo que es seguro que si me vuelvo a encontrar con ella en oferta, y existe en grosor F, no dudaría nada en volverla a comprar.

Sheaffer 300, plumín M

Tinta Montblanc Midnight blue